jueves, 25 de agosto de 2011

Orfeo

Todo lo especial nos llega de los locos, pero somos tan racionales... Por eso, como decía Marlowe, vivimos como soñamos: solos.
¿Orfeo lo ilustra?
Heu, noctis propter terminos Orpheus Eurydicem suam vidit, perdidit, occidit... quidquid praecipuum trabit perdit, dun videt inferes.

4 comentarios:

Antonia Martínez dijo...

Me ha costado un poco encontrar un blog personal tuyo entre tantos como aparecen en tu lista. Creo que me quedaré siguiendo este. Me encantan estas historias breves. A menudo suelen tener más fondo, les sucede como a los locos...

Isabel de León dijo...

Tu crees q soñamos solos??aunq realmente es asi...debe ser esa parte d la soledad q no m gusta...osea, lo q conlleva en sí misma...soñamos solos si, pero quedan tan horribles ambas palabras juntas...q no lo digiero...cosas d mi estómago cerebral!!jajajaa
D resto mi latín se perdió con el timepo...así q si traducesssss!!!m encantaría saber q piensa Orfero d Eurídice...o q cuentan las líneas...

Saluditos de la chica a la espera.

Diego Jurado Lara dijo...

A veces ocurre, es verdad Antonia. Un placer que te quedes, siéntete bien en cualquiera de ellos. Y mil gracias por etar por aquí.
Un saludo

Diego Jurado Lara dijo...

Del otro, Isabel, ¿no?. Y es así, pero es, creo. Al menos los sueños son tan... especiales. Los míos, y los tuyos también. ¿A que sí?
Mi latín también es un poco así.
Pero ahí va:
En el límite de la noche Orfeo vio, perdió, mató a su Eurídice. Cualquiera que sea el honor que se obtenga, él lo erdió al bajar la mirada.
Triste historia la de Orfeo. Muy triste.

Un beso Doña a la espera.