lunes, 17 de febrero de 2014

El gallo

 
La verdadera anarquía es la anarquía del poder.
Passolini

jueves, 6 de febrero de 2014

Vera


Sierra Nevada
Levanté la mano mientras descendía el camino de las flores sin poder sentirlas y me dije que este debía de ser el lugar de los vientos que arriman las hojas y anuncian colores que apagan los llantos y redimen amores que no pudieron o no supieron germinar en los días aquellos que vivimos como extraños mientras el sueño. Cantos de noche arracimados aquí, dentro. Ahora.
Vera! What has become of you does anybody else in here feel the way I do?

domingo, 29 de diciembre de 2013

Desinencia

Desde el Mulhacén (subiendo).
 
No siempre calma el desasosiego la contemplación del espacio vacío, la nada, el silencio como forma o cualquier otro elemento, en un intento de aislarse o ausentarse de uno mismo, de incluirse dentro de uno, de casi saciarse de sí.
Es, siento, como inmolarse en las ausencias de los amores perdidos, de los irredentos. Un suicidio lento, agónico, vivido.

lunes, 14 de octubre de 2013

Acquosidad


 
La indelicadeza es una voz que se ahoga en el silencio. Y siento ahora, sentado en esta silla de mimbres rotos por el tiempo, la mirada acuosa de un cenicero lleno de cenizas de cigarrillos no fumados, ni tan siquiera encendidos, apagados, yertos, en la bruma del reflejo de una imagen, en el espejo que no lo es.
Ahí sueño, en ella, con algo que no veo, que no… Porque alrededor de algo apenas hay. Y aun así, ya, me alejo, me dejo entre las aleatorias volutas de eso que no sé que es, y que no quiero, no por incierto sino por ciego, por ausente. Porque siento que entre la nada solo habita el cieno. Por eso, solo por eso, solo por eso.

martes, 23 de abril de 2013

Tullidos


 
Miguel Ángel Buonarotti. "Moisés"
 
Como en todo inicio de algo o de alguien, sobre todo si es de rompimiento, los primeros pasos suelen ser lentos, titubeantes y, en ocasiones, con tropiezos. ¿Debiéramos ser más comedidos en ellos? Más permisivos, menos arrogantes en su supervisión, más humanos, más viejos.
Añoramos la niñez, y cuando lo hacemos sólo es desde el desconocimiento; pero en su esencia, tan sólo cuando somos viejos, cuando realmente la comprendemos. Mientras, sólo queremos comercio, posesión, sin entender que es sólo ser sin ser, solo estar, y en la mayoría de los casos ni eso.
Ser adulto solo es un escaparate donde acumulamos objetos que exponemos, materia, mientras desperdiciamos lo realmente importante, el tiempo. Ser viejo es un placer, cuando sabemos serlo, pero ser niño sólo está al alcance de ellos y de los pocos que, como ellos, saben valorar el tiempo, algunos viejos.
El resto somos seres tullidos de alma, elementales, sin tiempo.

viernes, 18 de enero de 2013

Entre gotas de una lluvia de otoño

Mientras soñaba una lluvia de reflejos sobre cristales rotos en la seda de un lago quieto donde una rana croaba enamorada  al desdén de un viento ingenuo y antiguo que nada le decía cuando junto a ella pasaba y aun así seguía arrobada en el canto que regalaba sin pedir a cambio siquiera una mirada o un leve desvío de pensamiento o quizás una caricia tan solo que fuese lo suficientemente delicada como para sentir que para él en algún momento sería, me sentí ella, sentí lo que ella sentía, me sentí vivo, me sentí más yo que jamás lo había sido y probablemente sería.

viernes, 14 de diciembre de 2012

No y nada y solo

 
En las carcomidas maderas del barco de los espurios habitan las cucarachas, entre la putridez de los húmedos restos de alimentos desechados. Y no y necio y solo, alguien asciende una espiral bajo el espectro  de la luminosa timidez de un rayo clavado en su lengua glacial, junto a miles de seres enhiestos, cubiertos por mantos, de desgastado aspecto, tejidos por manos de niños tullidos, de niños turbados, junto a almas que nadan al lado de barcas cruzadas por barqueros ciegos en busca de anclados cerberos a la tierra, en espera de un óbolo que nunca llega.
En la tierra vacía, el hombre brega, ciego, alucinado, en busca de nada, olvidado.

jueves, 15 de noviembre de 2012

Apóstatas

 
Estamos ante la decadencia de la certidumbre y nuestro único horizonte es gris. Necesitamos de la apostasía para volver al origen, para volver a ser, a vivir.

domingo, 4 de noviembre de 2012

L´agora

 
Los años no refuerzan el espíritu, sino que lo debilitan, y terminas por mirar a los ojos de los adversarios, por mirar en su interior, para ver el vacío, la miseria del intelecto, y descubrirse dispuesto a perdonar la estupidez.
Q

lunes, 17 de septiembre de 2012

Nota


Fotografía de Omar Havana. Word Press
Nota: Regar con Verdejo las flácidas carnes de todos estos necios, salmuerizarlas y, tras un tiempo, llevarlas al vertedero, esparcir sus asquerosos restos para que sean pasto de las moscas, de las gaviotas y de los cuervos, junto al resto de detritus, de despojos, junto a los demás muertos y algunos seres humanos.

miércoles, 13 de junio de 2012

Mam Pak´al Tsix A

No se sabe de dónde vienen, las mariposas de alas de agua.
Y aun así, todo suena tan concreto, tan cerrado y, también, tan abierto, como las tardes de verano sobre la lámina quieta de un estanque.
Y siento su visión como la delicadeza de un canto a la vida, perfumado se siglos. Tan grato a la vista, tan lejano a las palabras. Como el olor a higos maduros, en la siesta, y a geranios y a claveles.
Y siento, también, su ausencia como agonía. La de la infancia, la de la vida.


jueves, 19 de abril de 2012

Sic transit gloria mundi

En la memoria, ¿de qué vale la gloria?
La vida es una playa llena de esparcidos restos, de varados barcos, de pequeñas conchas y caracolas muertas retiradas por las olas. La memoria es el olvido, es el fracaso.
Sic transit...

miércoles, 7 de marzo de 2012

Decurso

Ahora veo la piel ajada, en mis manos; ya las de mi abuelo, las de mi madre, las del infierno, las de la muerte, las de la nada. Piel vacía, piel seca, piel inerte.
Podría sentarme a soñar, pero para qué, si debo seguir andando.

¿Cómo era aquello? "Imaginar el mañana, soñarlo y llegar a él, conquistar la libertad interior...".

jueves, 2 de febrero de 2012

Dios no existe ayer



Yo no tengo propiedades. En cada momento, en función de lo que encuentro, de lo que hay, cojo y soy feliz-
Pensé Dios no existe ayer, y aun así...

martes, 10 de enero de 2012

Soy



Por cada tropiezo dado;
por cada sentimiento desgarrado;
por cada lágrima derramada;
por cada sonrisa cercenada;
por cada esperanza perdida;
por cada súplica desatendida;
por cada mano tendida, despreciada;
por cada mirada esquivada;
por cada esputo recibido...
Ahora soy más, mucho más. Ahora lo soy todo. Ahora soy nada.