jueves, 15 de noviembre de 2012

Apóstatas

 
Estamos ante la decadencia de la certidumbre y nuestro único horizonte es gris. Necesitamos de la apostasía para volver al origen, para volver a ser, a vivir.