miércoles, 29 de junio de 2011

Hauki 18




No te lo puedes imaginar, me dijo. Es… es, como si te rozase una pluma al caer. ¿Sabes? Sólo verla cómo mira es algo tan especial, tan de otro mundo, tan delicado… Podría pasarme el resto de mi vida viéndola estar. Y sólo tiene cinco años.
Le he escrito esto:
Rastros de noche.
Todo es tan suave, leve…
Es plenilunio.

4 comentarios:

Carmela dijo...

Dulce Diego... nos hace falta mucha dulzura...tanta...
Bicos grandes meniño.

Isabel de León dijo...

Si es perfecto es plenilunio...xq los locos nos sentimos leves en ese momento...viste el eclipse???o x esa zona no se podia admirar bien...fue lindo...plenilunio es d esas palabras q m gusta decir en voz alta...m gusta como suena...
Tiene q ser maravilloso admirar algo q ha nacido d ti...y si,delicado.
En fin...un texto hermoso...d esos q m ponen a imaginar lo lindo...

Saluditos de la chica q tira piedras a la luna.

Diego Jurado Lara dijo...

Tanta, Carmela, tanta, que nos morimos de lo otro.
Un beso para ti,y gracias por estar aquí

Diego Jurado Lara dijo...

Claro que lo vi, Isabel, cómo no, y en Ljubljana.
Es preciosa la palabra, sí. A mí también me gustan las palabras por su sonido, como yerba...
No le tires, sólo míarala y te verás en ella; tú eres así.
Un beso chica de las sonrisas