lunes, 11 de enero de 2010

La levedad del vuelo.

Algunas de las cosas más importantes de esta vida son invisibles y sagradas; y, a veces, el infierno está lleno de buenas intenciones. Por eso mejor arriba que abajo. Me quedaré en mi alma, donde no hay imposibles si te tengo y el tiempo será, así, ahí, eterno; como el suave desplazar en el aire, como el volar sin ruido, sometido a la levedad de un viento apenas sentido, apenas intuido, que te lleva más allá del aquí y del ahora, hacia los dentro, hacia los cuándo, hacia los dónde.

6 comentarios:

silvya dijo...

SAbías que todo esta ocurriendo en este momento en este lugar y en otros y que todo es. en este gran holograma que es la vida así en todas direcciones todo es posible.

Anónimo dijo...

¿Es una pregunta o una afirmación? Sin duda todo es posible, pero hay cosas menos probables que otras y algunas, sin duda, imposibles (al menos ahora). De cualquier forma siempre es agradable creer en ello.
Un saludo Silvya.
Diego

Ío dijo...

Es tan hermoso ese sentimiento que has escrito, que no deseo decir nada.
Un beso, Diego

Ío

Anónimo dijo...

No hace falta, lo dices todo al sentirlo como lo sientes. Está en ti.
Un beso para ti, Ío.
Diego

Eugenia dijo...

Querido Diego. Este espacio es una novedad para mi, pero como la curiosidad me amta, he entrado a ver y... me encuentro con esto:

"Me quedaré en mi alma, donde no hay imposibles si te tengo y el tiempo será, así, ahí, eterno".

Maravilloso. Es precioso. Me han entrado ganas coger la guitarra y empezar a ponerle música, porque esta frase es para hacerle un homenaje musical. Lo haré, te lo prometo, aunque sólo lo escuche yo.

Ya sabes, un beso lleno de cariño.
Eu.

Anónimo dijo...

Me alegro que te guste, la frase, y este espacio. Este es el rincón de las cosas pequeñas, de las imágenes, de lo que no quiero agrandar porque me gusta como es, así, pequeño, de colores, como perlas perdidas en mares desconocidos, suaves.
Es un placer tenerte en este otro sitio. Y me gustaría oír esa música, seguro que será especial, como tú, como todo lo tutyo.
Otro igual para ti.
Diego