domingo, 18 de diciembre de 2011

Arrancad las semillas, fusilad a los niños

Homenaje a Kenzaburo Oe.

Tejí una tela de seda virgen para envolver auroras. Perdí. Arrancad las semillas, fusilad a los niños, dijeron. Huyeron. Lo intentaron. Fracasaron. Te miré en el tiempo y te di la magia, me acerqué ahí, pero los miedos son vasallos del fracaso. Vestí de amarillo la noche, y al no ver, me fui de madrugada, sin aire dentro, ausente, vacío de ti, casi muerto, silente.

4 comentarios:

Isabel de León dijo...

Vaaaya una seda q envuelva las auroras...tiene q ser una tela preciosa...
Cuando nos quedamos vacios de alguien, es xq otra persona la llena mas...y si aceptamos todo, nos desparramamos(esta bien dicho??...bueno a mi m gusta...desparramarse)...asi q llenate d quien lo merece...el resto no merece ni un sorbo!!

Feliz Navidad Dieguito...q lo pases muy bien ;)

Besos de la chica que desea esa tela.

Carmela dijo...

Pues que tengas todo el aire del mundo y respires un nuevo horizonte.
Felices fiesta o tranquilas que es lo mejor.
Muchos biquiños grandes Diego

Diego Jurado dijo...

Ay, Mi Doña Isabel. Feliz Navidad atrasada, y año nuevo, y que esa tela te envuelva (¿a quién mejor algo tan hermoso?).
Es como dices, siempre estoy contigo.
Un beso chica de tela de auroras

Diego Jurado dijo...

Mil gracias Carmela. Tú también.
Mil besos