domingo, 1 de agosto de 2010

Locura

Todos llevamos dentro un grano de locura, sin el cual es imprudente vivir.
Lorca

Podría decir sonriendo que te he visto, y así ha sido, o debería ser. Quizás te he sentido, no lo sé. Y qué loca es la locura de sentir y no decirlo. Y estás. Lo sé. Ojos claros del estío. Y ahora no, pero después sí, aquí. Lo sé.

4 comentarios:

Marisa dijo...

¡Bendita locura la que nos aparta de la lucidez!
Ingrediente vital de la eterna juventud.
Lo que falta en este mundo son más locos inteligentes y menos cuerdos intachables.
Besitos dementes.

Isabel de León dijo...

Lorca tenia un granito...yo tengo todo un saco!!!jajajaja...lo mio casi roza el sanatorio, pero intento controlarlo sobretodo desquitandome a traves de la letra...aunque a veces no es suficiente...
Dieguito estoy d vacaciones pero en 1 momentito xa q no m eches d menos he pasado a verte...jejeje
Para q sepas q SI estoy...

Saluditos de la chica de ojos oscuros.

Diego Jurado Lara dijo...

Ante tus palabras, Marisa, sólo me queda asentir.
Un beso par ti también.

Diego Jurado Lara dijo...

¿Quién puede dudar de ello, Isabel? Ese lujo es una suerte, así que no cambies, por favor.
Me alegro de que pases un rato por aquí, en tu ocio, que espero sea muy de locura. Yo también estoy en ellas, y sí, te echo de menos, no puede ser de otra forma, chica de ojos oscuros (sabía ue así habían de ser, profundos y brillantes, d los que me gustan).
Un beso.