martes, 6 de octubre de 2009

Tiempos


Hoy es siempre todavía; no hay futuro, no hay pasado; este no fue, pero es ahora, dentro, de vidrio, roto...

6 comentarios:

Isabel de León dijo...

Si q hay futuro...t lo digo yo!tengo la maquina del tiempo aparcada xq estoy en período analítico, pero 1 dia t doy una vuelta jajaja

Saludos de la chica futura.

Diego Jurado Lara dijo...

Me encantará, sin duda, esa vuelta en tu máquina varada en un tiempo de análisis, chica de más allá del presente.
Un saludo.
Diego

Ruth dijo...

A veces parece que no hay futuro real, que todo sigue igual, y que lo poco que avanzamos más bien va en retroceso. Pero también es cierto, que hay pequeños cambios, que un día te das cuenta que algo se está moviendo en el alma del mundo, y ese día te vistes de esperanza; días y más días.......

Besos.

Anónimo dijo...

La palabra permite esos juegos.
Sí, siempre queda la esperanza. Qué sería de nosotros sin ella. Vivir; el placer de hacerlo. Eso es lo que hay que hacer.
Un beso, Ruth.
Diego

Ío dijo...

¿Y si hoy todavía es tarde?
Los pedazos del cristal aún brillan, dentro.
Gracias, Diego.
Me has hecho dar muchas vueltas a la cabeza, recordar otros vidrios, otros rotos
Un beso
Ío

Anónimo dijo...

¿Y si hoy todavía es tarde? Entonces soñar, Ío, con mañana. La esperanza es un sueño que no nos podemos negar so pena de morir en el hastío, en el dolor y en la mediocridad.
Los cristales siempre estarán. Hay que buscar el riccetario de Barbini para recomponerlos y crear belleza.
No es malo recordar, aunque a veces...
Un beso para ti.
Diego